Efectividad del Ozono ante el coronavirus

Efectividad del Ozono ante el coronavirus

Se ha demostrado que el ozono mata al 99.999% de los patógenos en el aire, incluido el coronavirus del SARS y las influenzas como el H5N1. Por lo tanto, es una herramienta importante para prevenir la propagación del virus que produce el COVID-19 ya que su cadena tiene una composición similar a las del SARS.

 

Los virus son pequeñas partículas formadas por cristales. El ozono destruye los virus atacando el núcleo de ácido nucleico, dañando así el ARN viral. Después de destruir estas partículas, el ozono se disipa y deja oxígeno respirable como su único subproducto.

 

En estudios anteriores, el 99% de los virus fueron destruidos y mostraron daños en las proteínas de su envoltura después de 30 segundos de exposición al ozono. Esto puede provocar que el virus no se adhiera a las células normales y sanas, y la descomposición del ARN puede conducir a la destrucción del virus.

Según la Organización Mundial de la Salud, los coronavirus son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV). La enfermedad COVID-19 no había sido identificada previamente en humanos.

 

El ozono, el desinfectante más fuerte disponible para el público, se ha utilizado de manera segura durante décadas en hogares y negocios. El ozono es creado por generadores especiales que lo liberan en el aire para su purificación.

 

Todos los comentarios

Deja una respuesta

Blog