Desinfección de buses y trenes con ozono

Desinfección de buses y trenes con ozono

La limpieza y desinfección efectiva de superficies juegan un papel esencial en los espacios reducidos donde muchas personas se encuentran por un motivo en común como el transporte. Los buses y trenes son el medio de transporte público donde mas se comparten asientos, respaldares, maniguetas, pasamanos, agarraderos, ventanas, entre otros.

Los patógenos que causan enfermedades están presentes en toda la infraestructura del transporte público. Son tocadas múltiples veces por una multitud de personas que, por ejemplo, a veces se soplan la nariz congestionada en el baño y olvidan lavarse las manos antes de salir. 

 

Las personas infectadas con cualquier virus (Norovirus, Influenza, SARS o Coronavirus) pueden propagar patógenos infecciosos en su entorno simplemente tocando cosas o emitiendo pequeñas gotas que los contienen. Las consecuencias no son nuevas y prueba de esta propagación es la común epidemia de la gripe, que enferma hasta el 20% de la población cada año.

La situación se agrava debido a la alta resistencia que desarrollan los microorganismos a métodos tradicionales de limpieza de superficies. Numerosos estudios han demostrado que los coronavirus permanecen en las superficies y siguen siendo infecciosos hasta por 3 días.

 

El transporte publico requiere ahora mas que nunca de medidas efectivas que complementen la limpieza tradicional y garanticen desinfección total de microorganismos perjudiciales para la salud de las personas que día a día utilizan su infraestructura.

Los cañones de generación de ozono ofrecen una solución técnica y económicamente viable al sector del transporte público para la desinfección y desodorización efectiva y rápida de toda superficie y espacio, aun mas los de difícil accesodonde a menudo no se puede llegar con métodos de limpieza manual.

Estos equipos son compactos y de fácil aplicación. No requieren personal calificado para operarlos, con solo seguir unas cuantas recomendaciones básicas, es posible su uso propio. La planificación de su uso es solo necesaria hasta el punto de asegurar que no haya personas presentes en el espacio a desinfectar.

 

No es necesario el uso de productos químicos complementarios debido a que la energía eléctrica es la encargada de desasociar las moléculas de oxigeno (O2) del entorno que luego se recombinaran en moléculas de ozono (O3); uno de los desinfectantes más poderoso del mundo. Destruye virus, bacterias y gérmenes al difundirse a través de la envoltura de proteínas en su núcleo de ácido nucleico donde destruye el ADN viral.

La duración del tratamiento depende de varios factores, como el tamaño del vehículo, la temperaturahumedad o el grado de contaminación. El ozono producido se descompone naturalmente nuevamente en oxígeno después del tratamiento, por lo que oxigeno es su único subproducto

Todos los comentarios

Deja una respuesta

Blog